Cómo una buena silla de oficina puede mejorar la productividad

sillas de oficina en Medellín

La productividad de un empleado o independiente puede verse afectada por aspectos que no parecen directamente relacionados con el trabajo, como el tráfico de las ciudades, la tardanza en los desplazamientos o la elección de las sillas de oficina en Medellín.

Ya sea que se trabaje desde una oficina o desde la casa, la elección de una silla correcta para trabajar es clave en los resultados de la empresa y la productividad de los trabajadores.

Si bien este no es de los aspectos principales que tradicionalmente las empresas tienen en cuenta en sus estrategias para aumentar la productividad de sus trabajadores, en los últimos años ha habido un incremento en la consciencia de la importancia de la comodidad y el bienestar de los empleados.

Es por esto por lo que a la hora de elegir muebles para oficina en Medellín debe tenerse en cuenta, como uno de sus factores más importantes, la comodidad y bienestar de las personas que pasan sus jornadas laborales en un escritorio.

Bienestar laboral, una inversión con resultados evidentes

Cuando un trabajador usa una silla de oficina defectuosa o mal diseñada, los resultados van más allá de un simple dolor de espalda. Estos dolores lumbares generan estrés y falta de concentración, por lo que la productividad de la persona se va a ver afectada fuertemente. Además, en los casos de dolores crónicos, cuando no se toman las medidas correctivas a tiempo, pueden ser causados por lesiones más graves que provocan problemas de salud de por vida.

Las sillas de oficina en Medellín deben verse, entonces, como una inversión de la empresa para el aumento de la productividad. En diversos estudios de respetadas universidades del mundo se ha demostrado científicamente que el uso de sillas adecuadas para las jornadas laborales no solo aumenta la productividad, sino que disminuye los errores en tareas básicas como leer, digitar o navegar por internet.

Además, si se tiene en cuenta que una de las principales razones para las incapacidades médicas de los trabajadores son los dolores de espalda causados por estrés, malas posturas y sillas inadecuadas. Al asegurarle al empleado un sitio de trabajo cómodo, la empresa invierte también en su propio beneficio.

Un empleado cómodo y sin dolores que lo desconcentren se sentirá más seguro de sí mismo, hará sus tareas con más confianza y, sobre todo, dedicará su tiempo laboral a las tareas que le corresponden, en vez de gastar minutos o horas en buscar una posición para descansar de la silla.

¿Cómo es una silla de oficina adecuada?

El objetivo básico de una silla de oficina es darle la comodidad necesaria al trabajador para que cumpla con sus tareas cómodamente. La silla debe brindarle soporte a su espalda y disminuir la tensión y energía que el cuerpo gasta en mantenerse erguido. Acá es importante aclarar que no hay una silla única para todos. Así como los cuerpos, las alturas y los gustos de cada persona varían, las sillas perfectas para trabajar cambiarán de una persona a otra.

Esto nos lleva a uno de los aspectos primordiales: la capacidad de ajuste de la silla. Una silla verdaderamente cómoda es una silla que pueda adaptarse a las proporciones corporales de los trabajadores. Su altura, la profundidad del asiento, la ubicación del soporte de la espalda: todos estos son aspectos que cada persona, al comenzar a usar una silla ergonómica en Medellín, debe poder ajustar para que se acomode en su cuerpo.

Ahora bien, sí hay algunas recomendaciones generales que los expertos dan a la hora de elegir y usar sillas para jornadas laborales largas. Entre los más importantes están:

  • La altura: para mantener una correcta circulación en todo el cuerpo es importante que los pies siempre puedan reposar planos en el piso. Igualmente, las piernas o muslos deben estar paralelos al suelo, siempre teniendo cuidado de que las rodillas se mantengan en línea con las caderas.
  • Los apoyabrazos: la clave es que sean ajustables; deben permitir que los brazos de la persona descansen con naturalidad sobre ellos.
  • Profundidad del asiento: este factor es uno de los más importantes a la hora de elegir una silla de oficina en Medellín. El asiento debe poder ajustarse exactamente a la longitud de las piernas de la persona, ya que, si es más largo, la espalda perderá el apoyo del respaldo, pues deberá inclinarse hacia adelante.
  • El respaldo o soporte para la espalda: este es otro aspecto clave: el soporte debe ser ajustable y tener una curva ligera, diseñada para adaptarse a la curvatura natural de la espalda.

Los momentos de pie también son claves en la jornada laboral

Está claro que una silla adecuada genera mayor productividad en las empresas y es parte importante para evitar problemas de salud física y mental de los trabajadores. Sin embargo, hay otro aspecto que va de la mano con el uso de una silla correcta: el autocuidado de los trabajadores y la consciencia de que deben cuidar su salud al hacer pausas activas y alternar momentos de pie a lo largo de la jornada laboral.

Estas pausas, además de que permiten que el cuerpo se estire y los músculos descansen de la posición en la silla, tienen beneficios para la salud mental y la productividad. Se ha demostrado que un descanso corto en medio de sesiones de trabajo aumenta la concentración y da nuevas perspectivas a los temas que el trabajador está tratando. Lo recomendable es que, luego de dos o tres horas de trabajo continuo, un trabajador se ponga de pie durante un momento y se mueva un poco alrededor de su lugar de trabajo.

Así mismo, la postura corporal también juega un papel importante. No se gana nada si una persona tiene una correcta silla de oficina en Medellín, pero mantiene una mala postura en la que el peso no se reparte adecuadamente, se desvía la columna o se joroba la espalda durante las ocho o diez horas que dura su jornada laboral.

Vemos así que esta tarea no es de solo una persona. Así como el trabajador debe ser consciente del cuidado de su salud y tener buenas prácticas en lo referente a su bienestar laboral, la empresa o el empleador debe proveerle materiales de trabajo adecuados, comenzando por una silla adecuada, cómoda y ergonómica.

En Bika sabemos de la importancia de la salud de los empleados, por lo que hemos diseñado una variedad de sillas de oficina en Medellín, que cumplen con los más altos estándares de calidad y están hechos con los materiales más resistentes y duraderos. Se debe recordar que, a la hora de comprar sillas o escritorios de oficina, antes de tener en cuenta el precio como el factor determinante, este gasto se debe pensar como una inversión a futuro para la empresa que, con certeza, mejorará aspectos como la productividad y el ambiente laboral y la salud de los trabajadores.

Por nuestra experiencia y conocimiento en sillas ergonómicas, somos la mejor opción al momento de elegir muebles de oficina. Todas nuestras sillas de oficina en Medellín son ajustables y con la gran variedad de modelos y diseños que tenemos pueden estar seguros de que encontrarán la perfecta para sus lugares de trabajo.

Nuestros asesores están esperando sus consultas y tienen la capacidad para guiarlos en la elección de sus muebles. Pueden contactarnos a nuestra línea fija (4) 444 8263 o al celular 300 655 1518. ¡También estamos en WhatsApp! Pueden hacer sus consultas al número +57 300 655 1518 o a través del ícono.

Además de sillas ergonómicas y de oficina, también podrán encontrar escritorios, archivadores, bibliotecas y demás accesorios de oficina. Entren a nuestra tienda en línea para conocer todos los modelos o visiten nuestras oficinas en la calle 33 #75C-109, Laureles, Medellín. ¡En Bika estaremos esperándolos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Hola, en que te puedo ayudar?
Muebles Bika
¿Hola, como puedo ayudarte?